fbpx
Acepta tu vulnerabilidad y mejora tu autoestima

Acepta tu vulnerabilidad y mejora tu autoestima

Lo que da sentido a la vida es la conexión con los demás, pero no hay conexión sin vulnerabilidad y autoestima. No lo digo yo, lo dice Brené Brown. Aquí te lo explico.

Brené Brown es una trabajadora social e investigadora norteamericana que llegó a unas conclusiones sorprendentes. Tras estudiar durante 10 años la relación entre la conexión que las personas tenemos con los demás y nuestro carácter, descubrió la enorme importancia de la vulnerabilidad y autoestima.

Lo curioso de esto es que cuando ella comenzó sus investigaciones estudiando cientos de casos, no tenía a la vulnerabilidad en mente, ni la consideraba algo importante a la hora de condicionar nuestras relaciones, pero fue el gran descubrimiento que la hizo famosa.

Su conclusión es la siguiente: nuestra vida tiene sentido si conectamos con los demás, pero solo podemos conectar con los demás si nos sentimos valiosos y merecedores de amor a pesar de nuestras imperfecciones.

 

Solo cuando sentimos amor propio nos damos el permiso para conectar sin máscaras, maquillaje ni medias verdades.

 

Mientras que sintamos que no somos lo suficientemente buenos para amarnos y ser amados, vamos a sentir vergüenza, y vamos a vivir en una lucha constante por llegar a ser lo que no somos, al mismo tiempo que rechazamos lo que sí.

Esa vergüenza puede ser muy sutil y puede parecer inofensiva, pero cada vez que nos da timidez aceptar abiertamente lo que sentimos o cada vez que evitamos que los demás vean algo de nuestra forma de ser, estamos evitando el bochorno de la vergüenza.

Solo cuando sentimos amor propio a pesar de los que consideramos nuestros “defectos”, tenemos el coraje para mostrarnos de forma espontánea y nos damos el permiso para conectar sin máscaras, maquillaje, ni medias verdades de por medio.

 

chica cubriéndose los ojos

La Vulnerabilidad

Es ahí donde entra en juego la vulnerabilidad, esa sensación tan odiosa que intentamos alejar de mil maneras posibles porque nos genera inseguridad. Brené Brown explica que, nos guste o no, somos inevitablemente vulnerables cuando tenemos el coraje de mostrarnos de verdad, con todo lo que somos.

La investigadora incluso va más allá al decir que las personas que no rechazan su vulnerabilidad se sienten bellas gracias a ella.

A diferencia de lo que les quiere hacer creer la publicidad, ellos NO entienden que la belleza sea el resultado de la perfección, sino todo lo contrario: se perciben bellos (y valiosos) por hacer las cosas a pesar de no tener garantías; por decir “te quiero” sin estar seguros que serán correspondidos; se perciben valiosos por estar dispuestos a invertir energía en algo que no saben si funcionará; por aceptar los nervios que sienten cuando tienen que esperar algo con impotencia.

 

La gente que se siente merecedora, acepta y abraza su vulnerabilidad.

 

Puedes descubrir mucho de ti si respondes con sinceridad las siguientes preguntas.

  • ¿Me siento merecedor y con autoestima a pesar de las cosas que no me gustan de mí?
  • ¿Me doy la libertad para mostrar quien soy sin máscaras ni medias verdades?
  • ¿Hay aspectos de mí que escondo a los demás por vergüenza, miedo a ser juzgado/a o rechazado/a? ¿Cómo los escondo?
  • ¿Me siento unido de corazón con la gente cercana?

 

Si sientes que solo serás digno de amor cuando ya no tengas fallos, estás negándote un derecho de nacimiento. Te invito a que cuestiones tus creencias para que te abras a la idea de que eres merecedor/a por derecho propio.

Puede que esta última idea te represente un gran reto, pero, si es así, no tienes reto más importante que enfrentar en tu vida.

Si quieres fortalecer tu autoestima a fondo y en compañía, pide una entrevista para tener un plan de crecimiento hecho a tu medida.

Para despedirme, después de tanto hablarte de Brené Brown y de sus descubrimientos, te comparto este video para que la conozcas.

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

Suscríbete al Blog para recibir artículos como este