La Vida: Una Encrucijada Moldeable

El mundo, las circunstancias personales y el aspecto psíquico-emocional de cada persona construyen una encrucijada que nos sitúa en una posición de vida concreta a las cual nos acostumbramos. Pero no es la única posible posición ni es siempre la mejor. Cambiar es posible cuando modificamos algunas de estas tres coordinadas.