Encontrar Tu Equilibrio Emocional

/ / Desenvolupament Personal, Gestalt
Cada uno ha de buscar su propia receta de equilibrio emocional. Una mirada global, una gestión adecuada de los impulsos y una comprensión sana son algunas claves.

Te lo digo ya de entrada: no hay recetas universales que funcionen con las emociones. Lo tengo comprobado en las personas que acuden a las sesiones individuales y en la base del pensamiento de la terapia gestalt.

Decir que algunas emociones no se han de manifestar por que son negativas, el enojo y la tristeza por ejemplo, es una simplificación que acaba generando problemas. Tanto como lo es decir que a todas las emociones se les debe dar “rienda suelta” para expresarlas y no guardarlas en nuestro interior.

 

Emociones Habituales

Cada persona tiene su repertorio de emociones conocidas, de sentimientos habituales que se experimentan con facilidad. Dichas emociones forman parte de lo que se acaba considerando su forma de ser. Por otro lado también tenemos un listado de emociones poco experimentadas (aunque esto no quiera decir que no puedan estar reprimidas y sin salir a la superficie).

En cualquier caso, ante las emociones es común no saber cómo fomentar el equilibrio emocional en favor del bienestar a corto y largo plazo. Por estar centrados solo en el corto plazo acabamos gestionándolas de una manera incorrecta. Negándolas, tapándolas o expresándolas para luego arrepentirnos son algunos ejemplos.

Otras veces el desequilibrio viene tras habernos acostumbrado a dar algún tipo de respuesta emocional que nos sirvió en el pasado, pero que no es constructiva hoy en día.

Sí, somos seres de costumbres y las emociones no se escapan de esta tendencia como demuestra la terapia Gestalt.

 

El Equilibrio de Alguien Racional

La idea a tener en cuenta para que puedas saber por donde está tu propio equilibrio emocional es el reconocer que la tendencia a ser muy racional se equilibra conectando más con las emociones y expresándolas. Y que en las personas muy emocionales está en aprender a regularse y controlarse más.

Para unos se trata de que “bajen” del discurso mental que les gobierna y se dejen sentir a nivel corporal en busca del lenguaje de las sensaciones y sentimientos.

Esto choca con su incapacidad para sentir, con su miedo a perderse en los altibajos sentimentales y a encontrar en su interior emociones erróneamente llamadas “negativas”. Sus resistencias a alejarse del férreo control racional son fuertes. Cuando se dan cuenta ya están de nuevo en el ámbito de lo que piensan y juzgando.

El camino no es fácil pero da lugar a sentirse más vivo e integrado con uno mismo

Contactar con sus emociones implica atravesar un malestar y una confusión temporal. El camino no es fácil, pero de ser atravesado da lugar a que uno se sienta vivo e integrado de una forma fluida, obteniendo información no-mental que les enriquece.

Todo lo anterior también es válido para personas sentimentales, pero que solo se permiten sentir y manifestar ciertas emociones, negando otras por completo.
 

Personas Emocionales

En cambio, los individuos emocionales tienden a quedarse atrapados en sus sentimientos. Se identifican y sumergen tanto en ellos que luego tienen dificultad para salir de su energía.

Son conscientes que el torbellino emocional les hace daño pero al mismo tiempo suelen estar acostumbrados a sentir la vida con intensidad. No les atrae la idea de ser más racionales, pero tampoco se trata de eso. Se trata solo de que puedan reducir su montaña rusa emocional.

A dicho carácter el equilibrio emocional le llega con un poco de retención y de distancia. Observar y reconocer la emoción pero sin lanzarse a ella de cabeza. Les ayuda mucho respirar concientemente cuando los sentimientos se disparan.

También les sirve fortalecer el auto-dominio para ayudarles a ser ellos los que conduzcan su vida y no sus emociones. Conforme lo logran van ganando tranquilidad y mayor estabilidad.

Te aseguro que es posible.

¿Cuándo Manifestar Las Emociones?
  • Si te hacen sentirte conectado con lo que profundamente sientes (aunque lo hayas estado negando en todas las formas posibles)
  • Cuando al hacerlo te liberan de una carga que te permite estar reconfortado
  • Si te llevan a la forma de ser opuesta a tu habitual. Por ejemplo, si te acercan a la ternura cuando normalmente eres duro, es decir cuando te equilibran
  • Cuando se pueden expresar sin que hagas daño a nadie (un cojín nunca se quejará de que le pegas)

 

¿Cuándo Retener Las Emociones?
  • Cuando se trata de emociones que te enganchan y luego tienes dificultades para salir de su energía nociva
  • Si son emociones muy vicerales, impulsivas, y que sabes que van a generarte (o a tu entorno) malas consecuencias
  • Cuando lo que sientes es en realidad fruto de experiencias pasadas que no tienen que ver en realidad con tu presente, aunque éste te las recuerde

 

¿Cuándo hacer sesiones individuales con el enfoque de terapia gestalt?

  • Cuando ves que por que más que lo intentas el tema emocional sigue descontrolado y dándote problemas. Pide tu primera sesión gratuita en el píe de página.

 
Un saludo y mis mejores deseos.

Aldo Barragán

¿Quieres tener más recursos para tu bienestar?

Te comparto mis conocimientos y herramientas para superar obstáculos, mejorar habilidades y aumentar tu conciencia

SUBIR