¿Desarrollo Personal para Superar el Ego?

/ / Desenvolupament Personal, Gestalt

En algunos ámbitos de crecimiento personal hay una idea de que el sufrimiento es consecuencia del ego. A partir de ahí buscan superar el ego o dominarlo. Pero, lo que proponen ¿es en realidad lo que se necesita?

Ahora veo que durante mucho tiempo lo entendí mal. Mis intenciones eran buenas pero estaba en un error. Estaba seguro que el ego es el gran enemigo a vencer.

Basta con que escribas en google “sufrimiento ego” para que veas la de corrientes de desarrollo personal o espiritual que lo aseguran. Su principal argumento es que el ego nos produce limitación, separación y diferencias con los demás, lo que nos empuja a competir entre nosotros, a tener miedos y deseos que conducen a la infelicidad.

La finalidad parecería ser superar el ego o disolverlo; conectar con la esencia de nuestro ser –llámalo como quieras- para dejar de padecer. Basado en esto la confusión está servida.

El ego no es más que “la instancia psíquica a través de la cual el individuo se reconoce como yo y es consciente de su propia identidad*” Visto de esta forma ¿acaso el ego no nos permite hacer cosas buenas y legítimas?

La realidad es que sí somos limitados, diferentes e individuales

No hay nada de malo en eso. Nadie tiene dos narices. Todos somos iguales, pero nuestro carácter, forma de pensar y de actuar es distinta en cada uno. Con toda la legitimidad del mundo soy como soy, diferente de los demás. Otra cosa es si mi forma de ser me ayuda a ser feliz o me genera infelicidad.

No sé si la individualidad que da forma a mi ego es falsa o no. Tal vez sí soy uno con el universo y la separación no existe. No lo desmiento, pero tampoco lo aseguro por una razón simple: no lo he experimentado. Los gurús me van a tener que permitir poner en duda sus palabras, no una duda desconfiada ni maliciosa, simplemente en duda. Ellos sabrán si su experiencia real sostiene su argumento o si están repitiendo lo que han escuchado.

Y por último, no puedo negar la obviedad de que soy limitado y que algún día me voy a morir. A nivel mental puedo decirme que soy infinito, ilimitado y muchas otras cosas bonitas pero en mi realidad habitual experimento limitación en variedad de formas.

No quiero dar una impresión pesimista pero tampoco puedo mentirme. Quiero y necesito ser veraz con mi experiencia.

La noción de “yo” no es por si misma ni buena ni mala. Lo peligroso son determinadas inclinaciones que puede adoptar.

El equilibrio sano de saber lo que uno quiere.

Solo es posible con un “yo” sanoPara escuchar tu intuición, reconocer tus dones o habilidades particulares es indispensable tener un sentido de identidad sano. Así puedes poner tus virtudes al servicio de tus intereses y de los demás.

Con un ego sano te puedes sentir parte de un grupo pero también sabes sostenerse por tus propios pies (lo que en la terapia Gestalt se llama “auto-apoyo”). No necesitas darle la espalda a la gente por miedo a ser pisado pero tampoco necesitas pisar a los demás.

Sabes ceder y entregarte a los otros de forma confiada, pero también te sabes defender. No por ser bueno has de ser tonto. Sabes decir “sí” o “no” según sea necesario.

Piensa en grandes ejemplos como el de Nelson Mandela o la Madre Teresa de Calcuta. ¿Acaso ellos no tenían un sentido de yo? Claro que lo tenían. Estaba puesto al servicio de crear obras buenas. Su vida no era otra cosa más que una herramienta para la expresión de su potencial, para sentir alegría, para compartir y explorar esta aventura que es vivir.

Pero ni siquiera en esos casos tan ilustres todo era resplandor. Un ego equilibrado por supuesto que se equivoca, tiene rasgos limitantes, tendencias que le pueden perjudicar. Pero ante ellas busca aprender y dejar espacio para descubrir cosas que aún no sabe de él y de la vida.

En resumen, un ego centrado se siente seguro de quién es dada la información de la cual dispone, sin prepotencia, pero tampoco con infra-valoración. Honra su vida aprovechándola, ayudándose a sí mismo y a su entorno, sabiéndose al mismo tiempo diferente e igual que los demás.

¿Cuando el ego se convierte en algo nocivo?

Alguien que se centra exclusivamente en lo que le conviene, con sus deseos puestos por encima de los demás es un ególatra que solo se ve a sí mismo. No es sensible a lo que sucede en su entorno a menos que le afecte a él.

Por ejemplo, le encanta hablar de sí, pero no da la palabra a los demás; se deleita cuando se interesan por él, pero no se interesa por nadie. Se sabe esforzar al máximo solo cuando le conviene. No encaja bien las críticas y su mejor defensa es casi siempre un ataque. ¿A qué conoces a alguien así?

Vive esforzándose ya sea por medio de una “lucha” sutil o burda.

Luchar para destacarse  ————–> Destacarse para ganar más  ————> Ganar más para ser admirado

Y así un círculo vicioso infinito cuando en realidad la vida es un círculo virtuoso de cooperación continua. Tarde o temprano su propia forma de pensar y actuar le generará algún tipo de sufrimiento. Porque dime, ¿te dan ganas de estar mucho tiempo junto a tales joyitas? Claro que no.

A estas personas les da rechazo la idea de desinflar el ego, pero es justo lo que las hace crecer como personas. Aquí sí tiene cabida la idea de transformación, pero no para destruir el ego y quedarse como el hombre sin rostro, sino para equilibrarlo. Solo así la persona pueda sentir el calor de contactar de verdad con los demás y ver la vida más allá de su ombligo.

En el otro extremo está un yo débil.

Un yo débil o desinflado se cree incapaz, no confía en sí mismo. Él solo pone su opinión en segundo o tercer plano, no necesita que un egoísta lo aparte.

Tener la auto-estima baja es el punto de partida para que la vida pase sin pena ni gloria

Le cuesta tener iniciativa auténtica y tiende a cambiar de parecer según sopla el viento. No tiene seguridad personal ni mucho auto-apoyo. Las formas de pensar y actuar de alguien así, lo boicotean y mantienen frenado, limitado. La asertividad es una palabra que no le acompaña con frecuencia.

Tener la auto-estima baja es el punto de partida para que la vida pase sin pena ni gloria, sin haberse posicionado, sin haberse mostrado en realidad. Y por supuesto sin usar su potencial que tiene, sin duda alguna, ¡como todos los demás!

Ahora imagina que a una persona así se le dice que el ego es fuente de sufrimiento y resultado de la ignorancia de nuestra verdadera esencia bla blablá bla. ¿Te das cuenta cómo se le está dando la estocada final?

El déficit de seguridad se compensa fortaleciendo la auto-estima, aprendiendo a contactar y a confiar más en uno mismo. Le sirve reconocer las cosas buenas que hay en sí. Resulta vital también aprender a tomar decisiones por cuenta propia y a mantenerlas, asumiendo que hacer errores es humano, para que cuando sucedan eso no les desinfle más.

El crecimiento personal.

Puede entender como el camino hacia un ego sano. Y ese camino solo sucede con la “lupa” de la auto-conciencia en la mano. Así obtienes una visión más real de cómo ahora actúas y piensas.

A partir de ese momento, es posible saber qué tienes que hacer con él, ya sea desinflarlo un poco o conectarlo a la máquina de aire (o una mezcla de los dos).

Personalmente ahora no me peleo contra mi imperfección pero no por eso no busco ser mejor cada día. Hay espacio en mi vida para cosas como la superación personal o la meditación pero no por una razón o búsqueda equivocada.

Estoy en paz con mi condición de ser humano tal y como la entiendo hoy. Se que el sufrimiento es la otra cara de la moneda placentera de la vida. Agradezco los aprendizajes que me han hecho llegar aquí y los pongo al servicio de las personas que quieran hacer terapia Gestalt para reducir el sufrimiento innecesario de un ego que por sus tendencias no puede aportar felicidad ni comunión.

Deja tu comentario o reflexión para saber tu opinión.  Estaré encantado de conocerla.

Subscríbete al boletín para que no te pierdas enfoques, herramientas y conocimientos para ser más feliz.

Recibe un saludo,

Aldo Barragán

¿Quieres tener más recursos para tu bienestar?

Te comparto mis conocimientos y herramientas para superar obstáculos, mejorar habilidades y aumentar tu conciencia

SUBIR